Horaio

Lun - Vie: 09.00 - 19.00

Teléfono

685 80 09 05

Email

pavimentosperrino@gmail.com

¿Qué es el Hormigón Desactivado?

Hoy en día las técnicas para la construcción de aceras, suelos y jardines han mejorado enormemente, siendo el hormigón desactivado una de las preferidas por el público general, ya que es la única que brinda una estética llamativa. Es usada por urbanistas, ingenieros y arquitectos profesionales, debido a su gran versatilidad y su economía.

Tabla de Contenido

¿Qué es el hormigón desactivado?

El hormigón desactivado o de árido visto, es también conocido como hormigón lavado, y ha sido uno de los métodos más sencillos para colocar pavimento in situ. El método que utiliza es único, en donde produce una solera de hormigón desactivado que le da una apariencia más rocosa, ya que se pueden ver los áridos del hormigón a simple vista.

A nivel estético, el hormigón desactivado luce un poco rugoso, por lo que es ideal para colocar en jardines o veredas. Se puede decir que este componente busca parecerse a la grava, y en ese sentido es similar a los corredores de piedra.

 Además, ese efecto de rugosidad le brinda muchos beneficios, por ejemplo, resulta ser de un material anti-deslizante, no es tóxico, es súper resistente al desgaste diario, y no sufre de las consecuencias de un suelo con piedras.

En términos generales, está compuesto por hormigón ordinario, pero con unas diferencias sutiles, ya que es una mezcla con un porcentaje específico de cemento, agua y gránulos de roca, los cuales dan vida a ese acabado tan particular que tiene el suelo de hormigón desactivado.

Cómo se hace el hormigón desactivado

Hacer un buen hormigón desactivado depende en buena medida de la función y uso que le vamos a dar, y por eso, se debe conseguir una consistencia, resistencia y armado adecuado y en coherencia con el tipo de pavimento que estamos buscando.

El pavimento continuo de hormigón desactivado se realiza fácilmente con un sistema de cimiento aligerado con materiales termoacústicos aislantes, y la preparación de este tipo de suelos se realiza de la siguiente manera:

En primer lugar, se tiene que preparar el terreno en cuestión, verificar que se encuentre bien compactado y que no esté desnivelado. Luego, se debe replantar el terreno, que servirá para comprobar nuevamente si los niveles están de forma alineada.

Cuando ya se tiene todo el terreno listo, entonces se procede a vaciar el hormigón, y  con la técnica de regleado se comienza el alisado manual de dicha superficie. Antes que el fraguado avance, entonces se procede a realizar el fratasado manual, el cual es decisivo para darle esa apariencia corrugada y antideslizante propia del hormigón desactivado.

Como siguiente paso, se debe utilizar un desactivante a través de toda la superficie, y luego cuando el hormigón se encuentra fraguado se lava todo el suelo con una presión de 100 hasta 150 kg/cm2, con la finalidad de eliminar los rastros de mortero no fraguado, y así poder exponer correctamente los áridos del hormigón.

Finalmente, a solera de hormigón desactivado se tiene que sellar con una resina especial, y eso será suficiente para conseguir un suelo soñado, totalmente hermoso y con una textura cómoda y segura para transitar.

Dónde se aplica la técnica de hormigón desactivado

El hormigón desactivado o de árido visto es una de las técnicas más utilizadas, ya que combina dos aspectos fantásticos que a cualquiera le funciona, por un lado es estéticamente hermoso, y también se trata de un material bastante económico y fácil de encontrar en cualquier lugar.

En dicho sentido, el hormigón desactivado es frecuentemente utilizado para pavimentar vías, calles principales, caminos de acceso pequeños, aceras en distintas urbanizaciones, terrazas, centros comerciales, gasolineras, los alrededores de las piscinas o centros deportivos, etc.

Su gran demanda se debe a que logra un pavimento suficientemente resistente, continuo, y 100% antideslizante. Además, garantiza una durabilidad mucho mayor que la del hormigón convencional, ya que de la manera en que está fabricado permite resistir a cambios climáticos y acciones externas bruscas.

Características del árido visto

Una de las primeras cosas que debes saber es que el árido visto u hormigón desactivado pertenece al grupo de los pavimentos decorativos, y es la razón principal por la que la mayoría lo prefiere. Además, se realiza en poco tiempo con pocas herramientas o materiales.

Por esta razón, se trata de una técnica bastante económica, la cual se adapta muy bien a cualquier tipo de exteriores, incluso aportándoles un extra de belleza que ningún otro hormigón ni mortero ha logrado.

A muchas personas les gusta colocar este tipo de suelo en los alrededores de las piscinas, ya que es totalmente antideslizante, asegurando un tránsito firme incluso cuando se está descalzo o con el piso mojado. Así mismo, es perfecto para una terraza o un corredor con jardín, ya que le da un toque elegante y clásico.

En este sentido, es recomendado para el paso peatonal y no para el vehicular, ya que este último necesita de otros componentes para resistir el desgaste diario que sufre el suelo de las autopistas y calles.

Además, puedes elegirlo en diversas tonalidades, ya que el hormigón desactivado puede colorarse fácilmente y sin representar ningún riesgo. Los colores disponibles son el rojo, arena, verde, tabaco gris y negro, y su aplicación no tiene dificultad, ya que solo requiere de una capa de rodadura particular con el color indicado y unos áridos con un grosor entre 1 y 2 cm.

Otra de las características que debes tener en cuenta de este tipo de pavimentado es la densidad a ser utilizada, ya que dependerá al uso y al lugar en donde quieras colocarlo. Sin embargo, los valores regulares de densidad se encuentran entre los 21 a 23 kg/cm/m2.

Recomendaciones sobre el hormigón desactivado

Aunque en términos generales este tipo de pavimento no se daña con facilidad, es fundamental que cada cierto tiempo le realices un mantenimiento adecuado, para asegurar su durabilidad por mucho más tiempo.

Cada cierto período de tiempo se tiene que colocar un sellador especial en toda la superficie de este material, ya que eso le permite que todos los áridos permanezcan en un mismo lugar sin sufrir deformaciones. Asimismo, es importante colocar un potenciador de color, para que el mismo siga teniendo ese brillo y luminosidad característica.

Procura colocarle, una vez hecho, una profunda capa protectora para prevenir un rompimiento o deterioro repentino en caso de cambios climáticos bruscos, como lluvias torrenciales, calores muy fuertes, entre otros.

Por otro lado, evita a toda costa pasar por encima de este suelo con tu coche o motocicleta, ya que en primer lugar, los neumáticos podrían estar muy sucios y, en segundo término, en caso de tener alguna fuga de aceite y que la misma caiga sobre el hormigón desactivado puede causar manchas muy difíciles de quitar.

Finalmente, recuerda que colocar un suelo con hormigón desactivado requiere de cierta técnica especial, por lo que es preferible que contrates a un profesional de la construcción el cual tendrá los conocimientos y experiencia necesaria para brindarte un acabado de primera categoría.

En este sentido, busca solamente aquellas empresas o técnicos especializados, que cuenten con las certificaciones necesarias para llevar a cabo un trabajo de esta envergadura, ya que de lo contrario, podrías llevarte alguna decepción, en donde no solo estará en juego tu dinero sino también la apariencia del lugar que quieres remodelar. 

¿Te gusta este artículo?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio web, y si nos da su consentimiento, también utilizaremos cookies para recopilar datos de sus visitas para obtener estadísticas agregadas para mejorar nuestros servicios.    Más información
Privacidad